Carnaval Las Tablas 2,015

El Carnaval de Las Tablas, actividad festiva que se celebra cada año durante los cuatro días anteriores al Miércoles de Ceniza. Se realiza en la Provincia de Los Santos específicamente en su capital, Las Tablas y es caracterizado como el mejor carnaval de Panamá.

Tiene su origen en el siglo XIX, su dinámica gira alrededor de la rivalidad antiquísima de dos grupos antagónicos en la festividad. Dos tunas, la de Calle Arriba y la de Calle Abajo, miden fuerzas durante los cuatro días que dura el carnaval en una dura "batalla", que tiene su más singular expresión en las "coplas" y "puyas", sonadas críticas que se lanzan una a otra.

Calle Arriba y Calle Abajo, además de presentar dos reinas distintas, luchan para conquistar la supremacía de la festividad del carnaval. En horas del mediodía predominan los culecos que apegado a la tradición es echarle agua a alguien del sexo opuesto como un gesto de coquetería y provocación, y en la noche el desfile de carros alegóricos, y trajes lujosos.

El primer reinado de carnaval celebrado en territorio panameño, efectuado en Las Tablas fue en el año 1,895 solo que no hay referencias creíbles. Posteriormente en 1,911 se celebró en la ciudad de Panamá, iniciando así el carnaval de Panamá (ciudad capital).

Lo que fija la fecha del Carnaval es la fecha del Domingo de Pascua. La semana de la Semana Santa es la de la primera luna llena de la primavera del hemisferio norte, siendo una prueba de que es una fiesta lunar, en honor a los antiguos dioses.

Este año la tuna de Calle Arriba obtiene su corona número 62 presidida por la joven Andrea Valeria Batista Escudero y la tuna de Calle Abajo su corona número 56 por Gabriela Alejandra Garrido Pérez.  


Centenario de la refundación de la provincia de Los Santos

Las provincias de Herrera y Los Santos cumplen 100 años de existencia administrativa ambas provincias y parte de Veraguas conforman  la península  de Azuero en honor del ciudadano neogranadino Vicente Azuero y Plata, quien militó en las filas del liberalismo colombiano y falleció en 1844.

A finales de 1914, durante el primer gobierno de Belisario Porras Barahona y gracias a la iniciativa del diputado suplente, Moisés Espino, la Asamblea sancionó la Ley 55 de 30 de diciembre de 1914, que dividió en dos la original provincia de Los Santos. Una porción prosiguió con el mismo nombre, conformada por siete distritos y se le asignó la ciudad de Las Tablas como cabecera. La otra porción se denominó provincia de Azuero, con cabecera en Chitré.

Días después, por iniciativa del Órgano Ejecutivo, se presentó otro proyecto de ley, a través de Juan B. Sosa, secretario de Gobierno y Justicia, para cambiar el nombre. La Asamblea Nacional lo aprobó y se sancionó y promulgó, como Ley 17 de 18 de enero de 1915, que cambiaría el nombre de provincia de Azuero por provincia de Herrera, en homenaje a Tomás José Ramón del Carmen de Herrera y Pérez Dávila, héroe de Ayacucho (1824), creador del Estado Libre del Istmo (1840) y mártir de la democracia colombiana (1854). La cabecera se mantuvo en Chitré.

Los primeros gobernadores, nombrados mediante el Decreto Ejecutivo 40 de 3 de marzo de 1915, fueron Moisés Espino por Los Santos, y Ezequiel Urrutia Díaz por Herrera. Además se designó a Isaac Moreno, primer suplente, y Ascensión Broce, segundo suplente, por Los Santos, y Manuel S. Pérez C., primer suplente, y Pedro P. Rodríguez, segundo suplente, por Herrera.

El 13 de marzo de 1915, en un acto solemne y con la presencia del presidente Belisario Porras Barahona, en el parque de Las Tablas, se reconoció de forma oficial la creación de la provincia de Los Santos. Días después, en Chitré, se hizo otro acto similar.

Durante la vigencia de la Constitución Política de 1941, se fusionó a Herrera y Los Santos, con capital en Chitré. En 1945, bajo el régimen de Adolfo de la Guardia, se dictó el Decreto de Gabinete No. 13 de 8 de enero de 1945, que restableció la división territorial existente antes de la Ley 103 de 1941.


Desfile de las Mil Polleras.

El Desfile de las Mil Polleras se celebrará en Las Tablas el sábado 11 de enero, evento que dará inicio a las 4:00 de la tarde donde se esperan  10,000 empolleradas, conjuntos  musicales, murgas y tamboritos en un despliegue folclórico  extraordinario. El Desfile de las Mil Polleras  es un producto turístico  que concentrará miles de personas a  la Península de  Azuero, manteniendo vivas las tradiciones  de vestir,  tanto  de hombres y mujeres,  el traje típico nacional. 


José del Carmen González

José del Carmen González murió un 14 de octubre de 1,969 

Nacido en la comunidad de La Tiza de la provincia de Los Santos, José del Carmen González es reconocido como uno de los personajes que dejó huellas imperecederas en la décima panameña y fuente de inspiración para muchos de los nuevos cantores que han seguido su senda, como legado para la posteridad está un disco compacto en el cual se puede apreciar la versatilidad de este artista.

Es identificado con una de las décimas más clásicas, sino la que más, escrita en Panamá “Desde mi silla de ruedas”.

La historia real la vivió el escritor de los versos de la conmovedora décima, Rufino Barahona. Este fue un personaje que llegó a acumular cierta cantidad de bienes y que llegó a conocer a una hermosa dama en unos carnavales con la cual contrajo nupcias.

Todo era felicidad y alegría en el joven matrimonio. Pero un inesperado suceso daría un giro completo a la situación. La desgracia de Rufino Barahona llegó al sufrir un accidente automovilístico.

Toda su suerte, alegría y felicidad se derrumbó al quedar postrado en una silla de ruedas tras el trágico suceso. Desde ese momento, la actitud de su esposa cambió también totalmente.

Esta hermosa, melancólica y conmovedora historia se desglosa en cuatro partes, a través de cuyos versos, Barahona narra su tragedia. Los matices, sentimiento e intensidad de cada una de las letras de esta inmortal composición son expuestas de forma magistral por la voz inconfundible de José del Carmen González.

Las cuatro partes de esta décima están compiladas en el volumen “José del Carmen González, mis mejores mejoranas”.