Cuaresma "Tiempo de Conversión"

La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, se hace un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que deben vivir como hijos de Dios.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.

En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida. La Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios.

Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia. Conservada con bastante vigor, al menos en un principio, en las iglesias de oriente, la práctica penitencial de la Cuaresma ha sido cada vez más aligerada en occidente, pero debe observarse un espíritu penitencial y de conversión.


Carnaval de Las Tablas

El Carnaval de Las Tablas, se celebra cada año durante los cuatro días anteriores al Miércoles de Ceniza. Tiene su origen en el siglo XIX.

Aunque no hay referencias, su dinámica gira alrededor de la rivalidad antiquísima de dos grupos antagónicos en la festividad. Dos tunas, la de Calle Arriba y la de Calle Abajo, se enfrentan durante los cuatro días que dura el carnaval en una forma de "Batalla", que tiene su más singular expresión en las "coplas" y "puyas", sonadas críticas que se lanzan una a otra.

La calle arriba y la calle abajo,  además de presentar dos reinas distintas, luchan para conquistar la supremacía de la festividad del carnaval.

En las mañanas predominan los culecos que, apegado a la tradición es echarle agua a alguien del sexo opuesto como un gesto de coquetería y provocación, y en la noche el desfile alegórico en el que desfilan carros y trajes lujosos que valen miles de dólares.

El carnaval de Las Tablas tal como se le conocer actualmente inicia en 1,950 y el mismo tiene un origen muy particular.

De acuerdo a documentos escritos por el sacerdote tableño José Antonio en 1935 esta fiesta pagana tiene un origen religioso toda vez que en la segunda mitad del siglo XVII existían dos poblaciones, una denominada La Ermita de la Santa Cruz y la otra Calidonia, como herencia propia de la colonización española, la población tableña era y lo sigue siendo, fervientemente religiosa, por lo cual se disputaban la celebración de dos patronales diferentes, una el 3 de mayo Día de la Santa Cruz y la otra el 20 de julio, fiesta de Santa Librada. Ambos bandos dirimían sus diferencias y se reunían en grupos los cuales denominaron "Tuna" y por la topografía del poblado se hacía entre los de la parte de arriba y los de la parte de abajo, de allí los nombres de Tuna de Calle Arriba y Tuna de Calle Abajo.

Luego intervinieron las autoridades eclesiásticas y prohibieron las Tunas por considerarlas profanas en medio de las festividades religiosas y la población decide trasladar sus festividades para antes de la Cuaresma coincidiendo con las fiestas de carnaval en Europa.

Con el tiempo las dos Tunas establecen sus sedes, la Tuna de Calle Arriba en el sector de La Placita y calle Del Ñopo (hoy Calle La Bolívar), al final y la Tuna de Calle Abajo en el Barrio de Punta Fogón, ambas Tunas convocaban a sus integrantes en sus respectivas sedes, y paseaban a las muchachas más hermosas del pueblo para lucirlas, cantando tonadas contra al bando opuesto.

En la década del 30, los de la parte de arriba se organizaron y forman el Grupo de Los Divertidos y luego el Grupo de los Diecisiete conformando por primera vez una sociedad organizada para temas de carnaval denominada Calle Arriba de Las Tablas.

Aunque hubo reinas del pueblo jóvenes hijas de terratenientes y políticos; no es sino hasta el año 1950 cuando la Tuna de Calle Arriba inicia de manera oficial la elección de una reina de la Tuna, además de establecer la modalidad del "culeco" o mojadera con agua limpia, un año después y siguiendo la iniciativa de Calle Arriba, la Tuna de Calle Abajo escoge una reina, la cual eligen luego de las fiestas del 20 de enero donde se izaba la Bandera Calle Abajo en el Toldo, iniciando así la modalidad del carnaval tableño tal cual como se conoce en la actualidad, con dinastías ininterrumpidas salvo por sucesos nacionales de gran trascendencia, como los sucesos el 9 de enero de 1964, en 1990 debido a la invasión estadounidense a Panamá en diciembre de 1989 y la suspensión del Carnaval del año 2000 por parte del Gobierno Nacional, a causa de la aparición del Hanta Virus en la región.

A pesar de la división del pueblo en dos bandos: Calle Arriba y Calle Abajo, el pertenecer a una de las calles, generalmente la determina la madre dentro del hogar. Si la madre es de Calle Arriba, aunque el padre sea de Calle Abajo, los hijos son todos Calle Arriba, y viceversa, dado raras excepciones, en donde el padre era de Calle Abajo y la madre de Calle Arriba, pero el padre era nervio y motor en la organización de Calle Abajo y quien sostenía con dinero.

Según la Folklorista y escritora Tableña, Doña Norma de Testa; para el año 1895, testimonios dan fe del primer Carnaval con reina y carro alegórico en Las Tablas2 diseñado por artista peruano Antonio Chambonett, novio oficial de la Srta. María de los Santos Villarreal Medina, quien confeccionó una barca que llenaron de flores del tiempo (margaritas, azucenas, lirios, pomas, etc.)

La reina fue la Srta. Petra Díaz Velazco, casada posteriormente con el Sr. Antonio Velásquez. Petra era hija de María Félix Velazco de Calle Abajo y de Manuel Díaz Mendoza de Calle Arriba, en donde el padre impuso a Petita su bando de carnaval y desde entonces los Díaz de la Placita han sido jefes de Calle Arriba.

Al llegar a la esquina donde hoy se encuentra la Escuela Presidente Porras, lugar donde existía la casa de Pablo Alba y en donde había un pedreguero y en la otra esquina la casa de Pedro José Molina, la barca les encalló, ni para adelante ni para atrás; los esfuerzos fueron en vano. La carreta que la transportaba perdió las ruedas, la barca se rompió y las flores quedaron esparcidas.

Hoy por hoy esta rivalidad anual aunque apasionada en la época del carnaval, se deja a un lado para celebrar las festividades de Cuaresma y Semana Santa, así como también la festividad religiosa más importante para los tableños, la fiesta de Santa Librada, patrona de este pueblo.


Desfile de las Mil Polleras 2016

Este sábado 16 de enero se realizará en la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos el Desfile de las Mil Polleras 2016 en este desfile se enaltece  la belleza de nuestro traje típico nacional desde el año 2003, bajo el marco del centenario de la república se dio la iniciativa de realizar este desfile.

Al principio se realizaba en la ciudad capital; durante 8 años la ruta del desfile era desde Calle 50 hasta el Centro de Convenciones Atlapa, pero en el 2011 se trasladó a la ciudad de Las Tablas, ya que esta región es considerada la cuna de la Pollera. Este año se celebra la XIII Versión, esperando contar con más de 10,000 empolleradas, "tamboritos" y la alegría que nos caracteriza como panameños.

Se espera la participación de más de 10,000 empolleradas, conjuntos musicales, murgas y tamboritos en un despliegue folclórico extraordinario.


Natividad del Señor

La Iglesia en su misión de ir por el mundo llevando la Buena Nueva ha querido dedicar un tiempo a profundizar, contemplar y asimilar el Misterio de la Encarnación del Hijo de Dios; a este tiempo lo conocemos como Navidad. Cerca de la antigua fiesta judía de las luces y buscando dar un sentido cristiano a las celebraciones paganas del solsticio de invierno, la Iglesia aprovechó el momento para celebrar la Navidad.

En este tiempo los cristianos por medio del Adviento se preparan para recibir a Cristo, "Luz del Mundo" (Jn 8, 12) en sus almas, rectificando sus vidas y renovando el compromiso de seguirlo. Durante el Tiempo de Navidad al igual que en el Triduo Pascual de la semana Santa celebramos la redención del hombre gracias a la presencia y entrega de Dios; pero a diferencia del Triduo Pascual en el que recordamos la pasión y muerte del Salvador, en la Navidad recordamos que Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros.

Existe una profunda semejanza de las fiestas de finales de diciembre y comienzos de enero con las de marzo, sin duda porque ambos meses, enero y marzo, han sido considerados por diversas culturas como inicio del año. Enero era el mes dedicado a Jano. San Paciano, obispo de Barcelona en el siglo IV, ya hablaba de mascaradas paganas que tenían lugar por estas fechas, diciembre y enero. Muchos Santos Padres condenaron estas fiestas paganas.

Las Saturnalias o fiestas en honor a Saturno se celebraban entre los días 17 y 23 de diciembre. Las muy posteriores fiestas de los obispillos, el Bisbetó de Monserrat,la fiesta del Rollo, el obispo de los locos o el abat de los locos de los días 6 y 28 de diciembre, según los casos, que subsistieron en los pueblos españoles como residuos de aquellas Saturnalias, se celebraban también en las iglesias.

Hay referencias históricas de que en la Edad Media había grandes libertades en los templos. Por tanto, es muy probable que los Papas eligieran el 25 de Diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con el fin de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas del solsticio de invierno.

La Navidad venía así a ocupar el lugar que todavía llenaban esas fiestas saturnales y otras propias del invierno en Roma. Reinando Constantino el Grande, la iglesia propuso que el 25 de diciembre se celebrara el nacimiento del Salvador por su coincidencia con la celebración romana del Sol Invictus.