Santa Librada Patrona de Las Tablas

La tradición folclórica panameña es rica y abundante en manifestaciones y los pueblos interioranos se preocupan por conservar las festividades religiosas.

Una de las más esperadas es la de Santa Librada, la patrona del pueblo de Las Tablas.

Las festividades de Santa Librada en Las Tablas inician con el recorrido comunitario de la santa.

El 19 de julio desde temprana horas de la mañana miles de devotos nacionales y extranjeros se dirigen hasta su templo para rendirle tributo. Allá le llevan como ofrendas cabellos, prendas y pagan diversas mandas como forma de agradecimiento por los milagros concedidos.

A partir de las 4:00 de la tarde es el gran recibimiento de Santa Librada La Peregrina, quien es traída de la entrada de Las Tablas hasta la iglesia acompañada de alegres tamboritos, pito y caja y una multitudinaria cabalgada.

La procesión recorre esta noche las principales calles del pueblo, la imagen de Santa Librada sale a las 9:00 de la noche ataviada con sus joyas y hermosas flores naturales.

Después del recorrido, se ofrece un espectáculo de fuegos artificiales para dar paso a la tradicional serenata que da inicio  a las 12 medianoche del 20 de julio donde La Moñona como se  le llaman, recibe cientos de artistas típicos de la región que llegan a rendirle homenaje.

La devoción a Santa Librada llega a Las Tablas en el año 1,671, cuando un grupo de españoles emigraron de la ciudad de Panamá,  por los frecuentes ataques por el pirata Henry Morgan,  estos españoles oriundo de Galicia llegaron a la Ermita de La Santa Cruz, lo que hoy es el barrio de Punta Fogón, en el distrito de Las Tablas, y allí se establecieron junto con su devoción por Santa Librada y construyeron la primera capilla, donde propagaron su fe.   Estos colonos construyeron sus viviendas con los restos de las embarcaciones y así fueron llamados la gente de Las Tablas.

Actualmente se reconocen cuatro imágenes de Santa Librada

La Peregrina,  es la primera imagen en llegar nuestro pueblo, fue traída por los españoles quienes trataron de colocarla en un santuario por cumplimiento de una promesa solemne hecha echa en alta mar cuando fueron derrotados y a la deriva trataban de llegar a puerto seguro.

La Pequeñita, al llegar a la iglesia Santa Librada en la pared frontal  en una sencilla hornacina se encuentra la cual fue hecha algunos años después de construida la primera iglesia,  está confeccionada en madera del siglo XVIII es posible que sea la segunda imagen de Santa Librada en la región.

La Moñona, imagen que adorna el altar mayor fue confeccionada a finales del siglo XVII, es de fabricación criolla, fue restaurada y actualmente conserva su policromía original en su interior.

La Chola, 1,862 llega en una caja de madera flotando en el agua, cerca de la playa de Mensabe con un escrito que decía esta es Santa Librada de allí el nombre que desde entonces le hizo popular al nombre de Santa Librada. Esta imagen es la que se utiliza en la procesión, tuvo su nicho detrás del retablo mayor y para el siglo XX se le confeccionó su retablo en el área lateral a la entrada de la iglesia.


Inauguración de la ampliación del Canal de Panamá

Las obras de ampliación del Canal, por donde pasa actualmente el 6 por ciento del comercio mundial, arrancaron en 2007 y tenían que haberse terminado en 2014, pero se retrasaron por huelgas laborales y a un conflicto financiero entre la ACP y el contratista encargado de construir las nuevas esclusas, Grupos Unidos por el Canal (GUPC), formando por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, por un total de 3,400 millones de dólares.

La ampliación consiste en un tercer carril por donde pasarán barcos Neopanamx,, presupuestada inicialmente en 5,250 millones de dólares, permitirá transitar buques de hasta 14,000 contenedores de 20 pies, casi el triple de lo actual con lo que la ACP espera duplicar el movimiento de carga desde 300 hasta 600 millones de toneladas en el corto plazo.

Sin embargo, el beneficio financiero para el país comenzará a sentirse recién en 2017, cuando se prevé que el aporte al Estado suba un 30 por ciento a 1,400 millones de dólares respecto a los 1,070 millones de dólares previstos para este año fiscal.

El próximo domingo 26 de junio se inaugurará las obras de la ampliación del Canal de Panamá con el tránsito del primer buque comercial con carga y una ceremonia protocolaria a la que están invitados 70 jefes de Estado de los países de América y de los países usuarios de la vía interoceánica.


Quincuagésima cuarta versión de la Feria Internacional de Azuero

La Feria Internacional de Azuero es sin duda alguna uno de los mayores eventos feriales más grandes y esperado por todo Panamá,  este evento ferial se celebra en La Villa de Los Santos,  este año en su versión número 54  se  realizará del 21 de abril al 2 de mayo, dicho evento ferial le brinda la oportunidad a todos aquellos expositores de presentar, divulgar los productos y servicios enfocados en los sectores agropecuario, comercial, artesanal, industrial y cultural generando movimiento económico e impulsando a la región de Azuero durante su realización.

Para el deleite del público asistente se realizan diversas actividades en las cuales se destacan los juzgamientos equinos y bovinos, el concurso canino; al igual que la Tradicional Cabalgata por las principales calles de La Villa de Los Santos y en lo interno de los terrenos de la feria.


Cuaresma "Tiempo de Conversión"

La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, se hace un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que deben vivir como hijos de Dios.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.

En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida. La Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios.

Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia. Conservada con bastante vigor, al menos en un principio, en las iglesias de oriente, la práctica penitencial de la Cuaresma ha sido cada vez más aligerada en occidente, pero debe observarse un espíritu penitencial y de conversión.