Feria Internacional de Azuero, una feria llena de historia y de oportunidades a granel

La Feria Internacional de Azuero ha sido, por 55 años, la principal vitrina comercial, ganadera, agrícola y artesanal de la región azuerense. Es un evento de índole económico en el que dos provincias se unen para proyectar su producción, la participación de las empresas industriales y comerciales, y la alegría de un pueblo que tiene en sus raíces el espíritu del folclor y de las tradiciones.

Este evento -que se realizará desde este jueves 25 de abril al domingo 5 de mayo, y al que convergen alrededor de 300 mil personas cada año- se ha convertido en una importante inyección económica para el sector formal e informal de las provincias de Herrera y Los Santos.

La Feria de Azuero nació en los albores de los años 40, con el fin de establecer una actividad que fuera solvente y cubriera la economía del área, una vez pasada la época de cosecha de maíz, arroz y sal. En pocas palabras, que llenara el vacío que quedaba hasta que llegara la época de invierno.

“Feria Regional de Los Santos” era su nombre inicial y estaba a cargo de un grupo de pobladores de La Villa de Los Santos, quienes, en poco tiempo y a través de rifas y actividades, deciden comprar las primeras hectáreas de tierra, ya que antiguamente se realizaba en los terrenos privados del señor Maximino Vásquez.

Por dedicarse a ayudar al sector agropecuario, el banco al que solicitaron el préstamo les informó que solo se lo concederían a agricultores, por lo que Miguel Henríquez (q.e.p.d), Nicanor Sáez (q.e.p.d) y Sergio Henríquez aceptaron ser los deudores.

Por diversas razones, en el año 1947, la feria se deja de hacer y en 1962 un grupo de ganaderos, agricultores y comerciantes   se reunieron en la comunidad de Monagrillo, provincia de Herrera, y después de discusiones deciden reactivarla, designando como director al médico Ezequiel Rodríguez.