CARNAVAL EN LAS TABLAS

De acuerdo a documentos escritos por el sacerdote tableño José Antonio en 1,935 esta fiesta pagana tiene un origen religioso toda vez que en la segunda mitad del siglo XVII existían dos poblaciones, una denominada La Ermita de la Santa Cruz y la otra Calidonia, como herencia propia de la colonización española, la población tableña era y lo sigue siendo, fervientemente religiosa, por lo cual se disputaban la celebración de dos patronales diferentes, una el 3 de mayo Día de la Santa Cruz y la otra el 20 de julio, fiesta de Santa Librada.

Ambos bandos dirimían sus diferencias y se reunían en grupos los cuales denominaron "Tuna" y por la topografía del poblado se hacía entre los de la parte de arriba y los de la parte de abajo, de allí los nombres de Tuna de Calle Arriba y Tuna de Calle Abajo.

Luego intervinieron las autoridades eclesiásticas y prohibieron las Tunas por considerarlas profanas en medio de las festividades religiosas y la población decide trasladar sus festividades para antes de la Cuaresma coincidiendo con las fiestas de carnaval en Europa.

Con el tiempo las dos Tunas establecen sus sedes, la Tuna de Calle Arriba en el sector de La Placita y calle Del Ñopo (hoy Calle La Bolívar), al final y la Tuna de Calle Abajo en el Barrio de Punta Fogón, ambas tunas convocaban a sus integrantes en sus respectivas sedes, y paseaban a las muchachas más hermosas del pueblo para lucirlas, cantando tonadas contra al bando opuesto.

En la década del 30, los de la parte de arriba se organizaron y forman el Grupo de Los Divertidos y luego el Grupo de los Diecisiete conformando por primera vez una sociedad organizada para temas de carnaval denominada Calle Arriba de Las Tablas.

En el año 1,950  la Tuna de Calle Arriba inicia de manera oficial la elección de una reina de la Tuna, además de establecer la modalidad del “culeco” o “mojadera” con agua limpia.

Un año después y siguiendo la iniciativa de Calle Arriba, la Tuna de Calle Abajo escoge una reina, la cual eligen luego de las fiestas del 20 de enero donde se izaba la Bandera Calle Abajo en el Toldo, iniciando así la modalidad del carnaval tableño.

El Carnaval de Las Tablas, se celebra cada año durante los cuatro días anteriores al Miércoles de Ceniza.

Aunque no hay referencias, su dinámica gira alrededor de la rivalidad de dos grupos en la festividad. Dos tunas:  la de Calle Arriba y la de Calle Abajo, se enfrentan durante los cuatro días que dura el carnaval en una forma de "Batalla", que tiene su más singular expresión en las "coplas" y "puyas", sonadas críticas que se lanzan una a otra.

La calle arriba y la calle abajo,  además de presentar dos reinas distintas, luchan para conquistar la supremacía de la festividad del carnaval.

En las mañanas predominan los culecos que, apegado a la tradición es echarle agua a alguien del sexo opuesto como un gesto de coquetería y provocación, y en la noche el desfile alegórico en el que desfilan carros y trajes lujosos que valen miles de dólares.

A pesar de la división del pueblo en dos bandos el pertenecer a una de las calles, generalmente la determina la madre dentro del hogar. Si la madre es de Calle Arriba, aunque el padre sea de Calle Abajo, los hijos son todos Calle Arriba, y viceversa, dado raras excepciones, en donde el padre era de Calle Abajo y la madre de Calle Arriba, pero el padre era nervio y motor en la organización de Calle Abajo y quien sostenía con dinero.

Hoy por hoy esta rivalidad anual aunque apasionada en la época del carnaval, se deja a un lado para celebrar las festividades de Cuaresma y Semana Santa, así como también la festividad religiosa más importante para los tableños, la fiesta de Santa Librada, patrona de este pueblo.