LXVII Festival Nacional de La Mejorana

Cientos de delegaciones de grupos folclóricos, cantantes, músicos, compositores y artistas de todo el país se dan cita a la mayor exposición Folklórica de nuestro país  El Festival Nacional de la Mejorana que se realiza en el distrito de Guararé, provincia de Los Santos.

Siendo idea del doctor Manuel Fernando Zárate quien realizaba sus estudios en Europa vio como allá se le rendía homenaje a un instrumento en específico.

A su regreso a Panamá se reunió con un grupo de guarareños para exponer su idea y en conjunto darle forma a aquella motivación de resaltar a su pueblo en unas fiestas que serían luego el festival más importante de nuestro país.

Los guarareños acogieron la idea de Zarate  y propusieron que el festival concordara con la celebración religiosa de su Santa Patrona Nuestra Señora de Las Mercedes. En aquel momento, la idea estaba completada; un Festival Folklórico en medio de una festividad religiosa que es y seguirá siendo el homenaje a los ancestros de Guararé y de todo el interior de nuestro país.

En el año 1,955 se constituyó estas fiestas como El Festival Nacional de La Mejorana mediante la ley 91. Desde entonces la reina del festival puede ser de cualquier parte del país siempre y cuando cumpla con los requisitos que impone el Comité del Festival.

Este año en su versión número 67 se llevará a cabo del 21 al 26 de septiembre y será presidido por su Majestad Diva Mercedes Falcón Duran quien tiene lazos de sangre muy estrechos con la población de Guararé.


22 DE AGOSTO DIA INTERNACIONAL DEL FOLCLOR

La República de Panamá, al igual que otras naciones del mundo celebra  este 22 de agosto, el Día Internacional del Folclor. La fecha conmemora el momento histórico en que William John Thombs utilizó, por primera vez de manera pública, el término folklore que significa etimológicamente saber del pueblo.

La fecha es propicia para celebrar la identidad cultural de los panameños a través de las manifestaciones folklóricas que los identifican como nación.

El folclor, es el conjunto de tradiciones, costumbres, leyendas, cuentos, canciones, etc. de pueblo,  región o país. Panamá conserva todos estos atractivos para el deleite de cada uno de nuestros visitantes. El folclor de los pueblos se manifiestan en diversos aspectos materiales: como la vivienda, la vestimenta, la comida, instrumentos musicales, etc.

El folclor espiritual se manifiesta en la música, la danza, los cuentos, leyendas, supersticiones, refranes, creencias, etc.,  Hay que tener en cuenta las manifestaciones sociales y religiosas,  en la ciudad de Panama existen varios museos donde se pueden apreciar el apasionante arte y la cultura que se esconden tras los muros de algunos pueblos.

El folklor es rico y variado en cada región de nuestro país y está representado por el traje típico nacional  “La Pollera”, que junto a la comida y platos tradicionales, así como la música y el baile son las fuentes inagotables que engalanan nuestras costumbres y tradiciones.

Nuestra pollera es uno de los más brillantes y selectos entre los vestidos típicos del mundo,  la mezcla étnica influencia fuertemente esto se refleja también en la literatura y la arquitectura con los coloniales edificios, cuentos etc.

La representación del baile Congo es una de las manifestaciones folklórica más distintivas y coloridas de la provincia de colón. El baile o juego Congos, con su rítmico tambor e intensos  bailes representan y, tiene un gran valor histórico dentro de la cultura Afro-Panameña, sobre todo en la costa Atlántica.

El panameño es producto de la mezcla de la cultura autóctona y de la herencia africana y española que en una fusión maravillosa crearon tradiciones ancestrales. José Antonio Mc Gregor, especialista y expositor internacional, recuerda frecuentemente que en lo puro no hay futuro porque antes que puro fue mezcla.

Con el transcurso del tiempo y ante la indiferencia de las autoridades se han perdido y están en proceso de extinción muchas manifestaciones propias del istmo panameño.

Hoy más que ayer, se hace necesario e impostergable realizar un inventario oficial de las manifestaciones culturales panameñas, de protegerlas legalmente aunque sea a nivel municipal y de candidatizar a algunas de ellas para ser inscritas con el beneplácito de la UNESCO en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


Devoción a Santa Librada

La tradición folclórica panameña es rica y abundante en manifestaciones y los pueblos interioranos se preocupan por conservar las festividades religiosas.

Una de las más esperadas es la de Santa Librada, la patrona del pueblo de Las Tablas.

Las festividades de Santa Librada en Las Tablas inician con el recorrido comunitario de la santa.

El 19 de julio desde temprana horas de la mañana miles de devotos nacionales y extranjeros se dirigen hasta su templo para rendirle tributo. Allá le llevan como ofrendas cabellos, prendas y pagan diversas mandas como forma de agradecimiento por los milagros concedidos.

A partir de las 4:00 de la tarde es el gran recibimiento de Santa Librada La Peregrina, quien es traída de la entrada de Las Tablas hasta la iglesia acompañada de alegres tamboritos, pito y caja y una multitudinaria cabalgada.

La procesión recorre esta noche las principales calles del pueblo, la imagen de Santa Librada sale a las 9:00 de la noche ataviada con sus joyas y hermosas flores naturales.

Después del recorrido, se ofrece un espectáculo de fuegos artificiales para dar paso a la tradicional serenata que da inicio  a las 12 medianoche del 20 de julio donde La Moñona como se  le llaman, recibe cientos de artistas típicos de la región que llegan a rendirle homenaje.

La devoción a Santa Librada llega a Las Tablas en el año 1,671, cuando un grupo de españoles emigraron de la ciudad de Panamá,  por los frecuentes ataques por el pirata Henry Morgan,  estos españoles oriundo de Galicia llegaron a la Ermita de La Santa Cruz, lo que hoy es el barrio de Punta Fogón, en el distrito de Las Tablas, y allí se establecieron junto con su devoción por Santa Librada y construyeron la primera capilla, donde propagaron su fe.   Estos colonos construyeron sus viviendas con los restos de las embarcaciones y así fueron llamados la gente de Las Tablas.

Actualmente se reconocen cuatro imágenes de Santa Librada

La Peregrina,  es la primera imagen en llegar nuestro pueblo, fue traída por los españoles quienes trataron de colocarla en un santuario por cumplimiento de una promesa solemne hecha echa en alta mar cuando fueron derrotados y a la deriva trataban de llegar a puerto seguro.

La Pequeñita, al llegar a la iglesia Santa Librada en la pared frontal  en una sencilla hornacina se encuentra la cual fue hecha algunos años después de construida la primera iglesia,  está confeccionada en madera del siglo XVIII es posible que sea la segunda imagen de Santa Librada en la región.

La Moñona, imagen que adorna el altar mayor fue confeccionada a finales del siglo XVII, es de fabricación criolla, fue restaurada y actualmente conserva su policromía original en su interior.

La Chola, 1,862 llega en una caja de madera flotando en el agua, cerca de la playa de Mensabe con un escrito que decía esta es Santa Librada de allí el nombre que desde entonces le hizo popular al nombre de Santa Librada. Esta imagen es la que se utiliza en la procesión, tuvo su nicho detrás del retablo mayor y para el siglo XX se le confeccionó su retablo en el área lateral a la entrada de la iglesia.


Feria Internacional de Azuero, una feria llena de historia y de oportunidades a granel

La Feria Internacional de Azuero ha sido, por 55 años, la principal vitrina comercial, ganadera, agrícola y artesanal de la región azuerense. Es un evento de índole económico en el que dos provincias se unen para proyectar su producción, la participación de las empresas industriales y comerciales, y la alegría de un pueblo que tiene en sus raíces el espíritu del folclor y de las tradiciones.

Este evento -que se realizará desde este jueves 25 de abril al domingo 5 de mayo, y al que convergen alrededor de 300 mil personas cada año- se ha convertido en una importante inyección económica para el sector formal e informal de las provincias de Herrera y Los Santos.

La Feria de Azuero nació en los albores de los años 40, con el fin de establecer una actividad que fuera solvente y cubriera la economía del área, una vez pasada la época de cosecha de maíz, arroz y sal. En pocas palabras, que llenara el vacío que quedaba hasta que llegara la época de invierno.

“Feria Regional de Los Santos” era su nombre inicial y estaba a cargo de un grupo de pobladores de La Villa de Los Santos, quienes, en poco tiempo y a través de rifas y actividades, deciden comprar las primeras hectáreas de tierra, ya que antiguamente se realizaba en los terrenos privados del señor Maximino Vásquez.

Por dedicarse a ayudar al sector agropecuario, el banco al que solicitaron el préstamo les informó que solo se lo concederían a agricultores, por lo que Miguel Henríquez (q.e.p.d), Nicanor Sáez (q.e.p.d) y Sergio Henríquez aceptaron ser los deudores.

Por diversas razones, en el año 1947, la feria se deja de hacer y en 1962 un grupo de ganaderos, agricultores y comerciantes   se reunieron en la comunidad de Monagrillo, provincia de Herrera, y después de discusiones deciden reactivarla, designando como director al médico Ezequiel Rodríguez.